Follow by Email

Thursday, July 14, 2011

XLVII. La Amenaza de Roma

Basilea - 1682

Donde el alcalde de Basilea se deshace de dos matarifes que hacían demasiadas preguntas

Carta de Walter von Tschirnhaus a Jacobo Bernouilli llevada personalmente por M. Blondin, estudiante de la Sorbona, a Basilea.


Hermano:

Por razones de mi cercanía con el rey me he enterado que el papa ha puesto precio a la cabeza de los Iluminados.  Dada la importancia de esta revelación, he mandado a uno de mis estudiantes para que te entregue esta carta personalmente. 

Walter

De Bernoulli a Walter von Tschirnhaus

Hermano:

No dude de la veracidad de tu noticia.  Usando mis contactos con las casas comerciales aquí empecé a indagar.  En efecto, el papa ha depositado una fuerte cantidad con los Fuggers en Genova para financiar la empresa que describisteis.  Yo me siento seguro aquí en Basilea pues el margrave es mi amigo y es un pueblo de protestantes.  Sin embargo,  he advertido del hecho a Leibniz en Leipzig y mande una carta también a los ingleses.  

Desafortunadamente no he recibido ningún contacto con nuestros hermanos en Roma, los cuales no nombrare aquí, y temo lo peor. 

Temo también por Hypatia.

Jacobo

De Walter von Tschirnhaus a Bernoulli

Hermano:

Mi cercanía con el rey me protege.  Luis es muy celoso en esos menesteres y no vería con buenos ojos que los agentes de Roma le asesinen a sus “sabios”.  Tiene cierta afición por las matemáticas, razón por la que gozo, gracias a Dios, de un buen sueldo, y me retiene como su maestro de lógica y geometría.   Tiene ya como diez años batallando con Los Elementos y hace unas semanas logro finalmente hacer una prueba por inducción.  Imaginaos un estudiante torpe, orgulloso, y con poca imaginación que sin embargo es vuestro patrón y os podría refundir en la Bastilla si no celebráis sus pequeños avances.  ¡Qué bueno que lo tengo de mi lado y que él es susceptible a la lisonja!  Ya con el papa y sus secuaces tenemos suficientes enemigos.

He meditado sobre los motivos del papa para tomar este paso.  Yo pienso que como el cálculo de Leibniz está madurando, definitivamente tenemos ya las herramientas para construir una mecánica celestial sobre el modelo de Kepler.  La verificación de ese modelo seria a través de las observaciones astronómicas.  Es cuestión entonces de que el telescopio evolucione y nos permitirá verificar cualquier modelo de mecánica celestial que desarrollemos.  Tiene razón su santidad en temblar y reaccionar como una víbora acorralada.  La versión bíblica del universo está a punto de ser descartada.

Acerca de Hypatia, creo que su seguridad está asegurada mientras aparente ser nada mas una monja.  ¿Tenéis noticias de ella?

Walter

De Jacobo Bernoulli a Walter von Tschirnhaus

Hermano:

Tenéis razón.  El papa se siente acorralado.  He perdido contacto con un hermano en  Salamanca.  Y me acaba de llegar confirmación de la denuncia y muerte de otros dos hermanos en Roma.  Otro más se sospecha languidece en una celda del Santo Oficio. 

Hace una semana el margrave de Basilea hizo arrestar a dos fulanos con pinta de matarifes que andaban preguntando sobre tu servidor.   No quiero saber que fue de ellos pero el margrave me dio a entender que no tengo que preocuparme más por ellos.

Hypatia me hizo llegar hace unos meses un cargamento de un condimento diabólico que ella llama “mole”.  Según me explico Hypatia, lo tenía que diluir en caldo de pollo y hacer con él una salsa.   Mi criado tal hizo y lo probé, cosa de la que me arrepiento pues sufrí mucho después, al evacuarlo. 

Aparentemente este mole contiene una planta con alto contenido de capsicum que ella llamo chile y que es absolutamente desconocido aquí en Suiza. ¡Ni el paprika de los húngaros causa tal violencia en el paladar y en el ano!  Por un momento dude si nuestra hermana me había tratado de envenenar pero no veo razón para que lo haga, a menos que ya sea agente del papa. 

En verdad ha de ser insólita esa tierra donde vive nuestra Hypatia Indiana donde hasta lo que uno come es mortal.

El caso es que Hypatia tumben me anuncio una nueva extraordinaria.  Tenéis razón acerca de que podemos concebir ya una mecánica celestial.  Hypatia la ha construido aunque es rudimentaria e incompleta.  Pero lo asombroso es que lo está haciendo a partir de conjuntar observaciones astronómicas que obtuvo de textos antiguos de los indígenas mejicanos y el modelo de Kepler.   Según afirma ella, ha observado ciertas perturbaciones en la órbita de Saturno que le llevan a concluir que existe un planeta mas allá de este.  Ella lo llama Rahu, en honor a un planeta Hindú, invisible, que decían ellos que existía mas allá de la órbita de Saturno. 

Hypatia asegura que sus cálculos están todavía incompletos pues el obtener y traducir los textos indígenas es una labor lenta y estos están incompletos.  Pero si Hypatia está en lo correcto, entonces es cosa de que ella haga el cálculo de adonde y cuando se encontraría tal planeta y entonces podríamos observarlo.  Esto sería el clavo final en el ataúd del papa, ¿no crees?

Jacobo

De Walter von Tschirnhaus a Jacobo Bernoulli.

Hermano:

Estamos, si, en el albor de una nueva epoca.  Pero temo lo que pasaría si el papa logra erradicarnos.  ¡Tendría que volver a nacer otro Bernoulli y otro Leibniz para llevarnos a este punto!  ¿Cuántos siglos mas de oscurantismo pasarían?  ¿Y que si no la humanidad no vuelve a parir semejantes intelectos? 

Mira como el azar ha tratado a nuestra Hypatia.  ¿Os imagináis como seria si ella pudiera dar cátedra en la Sorbona?  Y sin embargo, se encuentra perdida en territorio controlado por la Inquisición y cualquier día de estos la queman con leña verde por cualquier pretexto.

Si lo que me decís que está haciendo, conjuntando observaciones de los indígenas del lugar (no tenía idea que estos observaban las esferas) con el modelo de Kepler y su modelo de la mecánica celeste ha avanzado hasta el punto de poder hacer predicciones entonces creo que no tenemos alternativa.  No podemos esperar a que os mande sus conclusiones en un cargamento de viandas exóticas.  No, Jacobo, debemos mandar un representante a Nueva España que establezca contacto discreto con nuestra Hypatia, sin comprometerla, y que este enviado escolte y regrese con sus predicciones de la localización de este Rahu.

Walter

De Jacobo Bernoulli a Walter von Tschirnhaus

Hermano:

Tenéis razón en lo que afirmas.  Como gran maestre de los Iluminados os autorizo a que toméis las medidas necesarias.  Aprovechad vuestra cercanía con su majestad.

 Definitivamente esta empresa no se puede hacer con los exiguos medios con que contamos.  Necesitamos el apoyo de un príncipe. 

Explicadle a vuestro rey lo que está en juego.  Si como afirmáis tiene interés en estos menesteres confió en que se pondrá del lado de la ciencia.  El tiempo apremia.  Tal vez para estos momentos Hypatia haya logrado predecir la localización de Rahu.  Pero dado lo tenue de nuestro contacto bien podrían pasar un par de años más antes de que esta información llegue a Europa.  Y, como decís, ¿Qué si para entonces el papa nos ha extirpado ya de la faz de la tierra?

Jacobo

Fue así que von Tschirnhaus pidió una audiencia con su soberano.  Pasaron varias semanas pero eventualmente von Tschirnhaus pudo explicarle el asunto a Luis XIV.

--¿Entiende señor von Tschirnhaus que hare el anuncio de un gioco?

--Por favor, su alteza, no estoy pidiendo que el correo se suicide.

Luis XIV se puso a limar sus uñas.

--¡Bah!  Si no hago tal no valdrá la pena el asunto, ¿no cree?  Tómelo o déjelo.

Von Tschirnhaus suspiro.  No iba a antagonizar al soberano.

--Como desee su alteza –dijo von Tschirnhaus--.  Anuncie su alteza un gioco pues.

--¡Ja! –contestó Luis XIV--.  ¡Me va a dar gusto desplumar al papa!

No comments:

Post a Comment